martes, mayo 06, 2008

puro impresionismo

El sábado fui a una tocata y escribi lo que sigue. También pueden leer la versión de mus.cl

Una vocalista y su mini megáfono. Lo más probable es que la mayoría de los asistentes a Mist se quedaron con esa imagen luego de escuchar la presentación de Audiosuite. Si no fue así, a quien escribe la imagen aún lo ronda. Y no por el efecto logrado dentro de una canción llamada “Pasajera”, en donde la vocalista utilizaba el aparato leyendo unas pocas líneas desde un papel, sino por el intento de finalizar a través de esa voz desarmada y que muy mal se podía apreciar, un tema que sumaba dos guitarras, programaciones, bajo, teclados y baterías. El resto fue el trabajo de un acalorado trío de muchachas arrojando calcetines a la vocalista, notoriamente familiarizadas con ella.

¿Mucho?

El último de los antecedentes puede explicar un poco la situación: Audiosiute, sexteto que se atreve con todas sus armas a crear canciones pop rock, presentaba en sociedad a su nueva vocalista. El apoyo a la muchacha, las hojas en el suelo con la letra de las canciones, los comentarios entre los integrantes, todo indicaba que allí algo se estaba poniendo a prueba. Lo malo es que el espectáculo del sábado más se parecía a un ensayo privado que a una presentación pública.

Continúo con Audiosuite porque de las tres bandas que se presentaron fue la que más particularidades sumaba. Descontando el mini megáfono, son evidentes las intenciones del grupo por encontrar la canción pop perfecta. Su sonido recuerda al de otras bandas lideradas por una voz femenina: desde Christianes hasta Saiko, pasando por Javiera y los Imposibles y la última tradición de baladistas locales; todo en una reivindicación algo exagerada del pop rock. Digo exagerada porque el sonido de Audiosuite sonaría mucho menos arrogante (en vivo) si cada uno de los seis componentes de la banda cediera un poco de volumen al compañero de al lado.

Ese equilibrio lo presentaron los sureños de Thementes (en la foto), sorprendente cuarteto de rock, pop, estribillos y energía. Sin duda la energía es un integrante más. Al mirarlos, la primera sensación que queda es que el vocalista, Fernández, posee una entrañable capacidad para volver las canciones un balazo roquero. Todo con una simpleza muy bien dotada que crecía en cada canción, gracias al resto de los integrantes.

Temas como “Radiante Sol”, “Lentamente”, “Osiris”, “Mar de sal”, forman el disco “Desnuda Palidez” y son piezas que esa noche recordaron en versos y estructura a los momentos más eléctricos de los argentinos Babasonicos.

Thementes se apuntó como la presentación más limpia y seductora, pero anteriores a ellos, Penthouse abrió una fría noche en el particular y (aparente) desierto barrio Suecia. Otro cuarteto que a simple vista suma integrantes con gustos diversos, muy bien educados y capaces de entregar en el escenario canciones rock, con estribillos, pegajosas y muy bien logradas. “Televidente” sonó en mitad del show, canción que demostró los dones de Penthouse, banda que podría estar sonando con éxito en las radios locales.

Ambos cuartetos demostraron que lo simple resulta efectivo si se habla de rock, ese rock que busca cariñosamente al pop, pop que Audiosuite pudo enseñarles, pero que se perdió entre tanto instrumento sobre el escenario. Sin olvidar el mini megáfono.

2 comentariosComments:

jose luis baez dijo...

tiempo que no leia un comentario a concierto tan cuerdo y preciso. fue un bocado.
mis modestas felicitaciones don felipe mardones.

feliperro dijo...

gracias jose.
pasate por el de mus.
no me gustó cómo lo editaron.
saludos!