lunes, abril 24, 2006

Hasta pronto Familea!


La enorme presentación de Familea Miranda el domingo en el galpón Victor Jara es la última imagen que se tendrá de la banda en mucho tiempo. Con la idea de establecerse en Europa, el trío necesitaba de una despedida formal y no midieron ganas ni esfuerzos en lograrlo.


El Víctor Jara estaba repleto, probablemente de sus seguidores más antiguos, pero también por aquellos que reconocen en Familea Miranda una banda potente en vivo y que deseaban ver en directo las nuevas canciones de Ensayo Error, la última producción del trío antes de partir.

La jornada partió en alto. La presentación de Mostro fue corta, pero tremenda. Enseñando una nueva organización, sólo un pequeño Casio más una batería minimal, el trabajo de los hermanos Reinoso se basó en los trances que logran crear. Puro ruido y ambientación muda. El puño en alto del tecladista amordazado dice mucho del espíritu de la banda y de las nuevas canciones que deberían facturar en su próximo disco. Unos cuantos temas y dejaron el escenario libre.

La proyección del video de “Canción de pelea de la academia” mostraba a los actuales – no nuevos - Familea. Luego de las imágenes, el trío invitaba a recordar los mejores pasajes de su primer rock de bajo, batería y guitarra.

Los rodrigos demostraron una comunión sobre el escenario que explotaba y mejoraba en cada canción. En la primera parte del show se dedicaron a recordar sus trabajos anteriores, especialmente Ferguson, pero fue al interpretar Paraguay, una de las canciones del nuevo disco, cuando alcanzaron el momento más alto. Acompañados por Julio Cortés en el saxo, la canción los dejó ver lúdicos y vivos.

Después un pequeño corte.

A la vuelta la entrega fue distinta. Fue una grata sorpresa que partieran acompañados de un teclado y luego un acordeón, instrumentos que también aparecen en el nuevo disco. No es que la banda esté más melódica ni menos fuerte, sino que sus canciones parecen más encaminadas y no tan extensas como sus sucesoras. Así, la sensación de estar viéndolos fue la de notar que sí están viejos y que ya crecieron lo suficiente como para terminar con los coqueteos al viejo continente y permanecer allá el tiempo que les de la gana.

Pero antes debían despedirse y la extensa presentación fue un muy buen hasta pronto.

3 comentariosComments:

radio 61 dijo...

pulento

Andy grey dijo...

Excelente banda. Sin duda mi favorita de Chile. Lástima que no los he podido ver muchas veces...

hombreplanta dijo...

Lástima que no pude hacer la segunda voz en LLamando al desassssssssssssssstre....